martes, 31 de julio de 2012

DE TANTO USARLA...

De tanto usarla la vamos a desgastar…me refiero a la palabra CUIDADORA (porque aún somos mayoría las mujeres que nos dedicamos a esto).

Están allí siempre cuando se les llama, cuando las circunstancias son más adversas y a veces siempre permanecen al lado. Sólo que a veces también sobran las palabras cuando les miras a los ojos tristes y el cansancio les aflora, porque la mayoría no se permiten las pequeñas licencias de un baño relajado, ver un película o ir de compras acompañando a otro ser querido que no sea el receptor de su cuidado.

Me gustaría compartir con todas vosotras y vosotros la reflexión de una cuidadora:

“Porque yo, quiero mucho a esa persona que está postrada en la cama y no puede valerse por sí misma, pero es justo no disfrutar aunque sólo sea un poquito de mi vida, sólo pensarlo me produce escalofríos. Es posible que no tenga corazón y que mi ingratitud sea tal que no sea capaz de corresponder a esa persona que siempre estuvo ahí para protegerme y tener una palabra de aliento. Pero no puedo más, mi vida también tiene fecha de caducidad y el tiempo también es irrecuperable, ya no basta con llamadas telefónicas y visitas periódicas, ahora es la permanencia constante, quiero reír, estar contenta, compartir algo con alguien que no sea dolor y tristeza”.


Podéis ver más testimonios en esta línea en muchos proyectos como éste:




Compartir las experiencias, darnos cuenta que nuestros pensamientos y sentimientos en circunstancias similares son parecidos, hacen que tengamos la fuerza necesaria para que el afrontamiento de nuestro problema sea más adecuado y positivo. Por supuesto que debes descansar, reírte y disfrutar de buenos momentos, no hay nada malo en ello.

Como profesional deciros que las cuidadoras sois fantásticas todos aprendemos de vosotras, lo hacéis tan bien que apenas podemos aportaros nada de nuestros conocimientos aunque sí deciros que los profesionales estamos ahí, a vuestra disposición.


Os dejo con una canción y un enlace a un manual por si os sirve.




Guías de interés:
- Manual de apoyo para cuidadores no profesionales. Aragón.

Y también:
- Guía Cuidar y Cuidarse. Escuela de Pacientes.


POR Mª PILAR MANJÓN BARBERO, profesional de Enfermería, Hospital San Juan de la Cruz (Úbeda, Jaén).

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada