jueves, 20 de junio de 2013

LA ENFERMEDAD DE ALZHEIMER


Hoy, el profesor Francisco Vives Montero, catedrático de fisiología de la Facultad de Medicina de la Universidad de Granada nos explica qué es el Alzheimer, qué ocurre en el cerebro, cuáles son sus síntomas y cómo se diagnostica. Además nos ofrece unos sencillos consejos para prevenir esta enfermedad cada vez más extendida.

La característica principal de las enfermedades neurodegenerativas es la muerte progresiva de células (neuronas) cerebrales. Como cada zona tiene una función específica, según el área cerebral afectada así serán los síntomas de la enfermedad. La enfermedad neurodegenerativa más frecuente es la enfermedad de Alzheimer. Esta enfermedad se caracteriza por la muerte de neuronas en la corteza cerebral, principalmente áreas de los lóbulos temporales, parietales y frontales. Como en estas áreas se localizan en gran parte las funciones de memoria y las funciones cognitivas (el conocimiento) la pérdida neuronal va a producir pérdida de memoria y pérdida de funciones cognitivas. Las áreas cerebrales afectadas se van atrofiando y los pacientes caminan hacia una vida vegetativa, perdiendo la memoria, el conocimiento de la familia y del entorno, quedando finalmente incapacitados para cualquier actividad y dependiendo totalmente de los cuidadores.

¿Por qué muchas personas padecen Alzheimer?

Brain Coral, Salt Cay
No se sabe con certeza porque unas personas padecen la enfermedad y otras no. Hay unos factores de riesgo que aumentan la probabilidad de padecerla. El principal factor de riesgo es la edad. Cuantos más años vivamos, mayor probabilidad de padecer la enfermedad. Como la esperanza de vida se ha incrementado en el último siglo, también se ha incrementado el número de personas que padecen la enfermedad. El segundo factor de riesgo es el agrupamiento familiar. Aunque la mayoría de las personas con Alzheimer tienen la forma que se llama Alzheimer esporádico (aparece sin que los padres o familiares directos tengan la enfermedad), la existencia de familiares con Alzheimer aumenta la probabilidad de padecer la enfermedad. Esto se debe a que hay unos 20 genes débiles, que según se combinen pueden hacer que aparezca la enfermedad o que no lo haga, por lo que en las familias unos pueden ser portadores y no padecer la enfermedad, pero otros familiares heredan otra combinación de genes y sí la padecen. El otro tipo de enfermedad de Alzheimer es la forma familiar o hereditaria, más rara que la anterior. En este caso se debe a 4 genes fuertes o dominantes, que si se heredan se padece la enfermedad. En este forma, la enfermedad aparece en personas de menos edad que en el caso de los esporádicos (unos 60-65 años e incluso antes). Otros factores de riesgo pueden ser el consumo de tóxicos, vida sedentaria, enfermedades vasculares y todo lo que entendemos por una vida poco sana.

¿Cómo se diagnostica?

my brains - let me show you them
Generalmente son los familiares los que se dan cuenta de la pérdida de memoria y de los “despistes” del paciente y lo llevan al médico. Con pruebas sencillas (recordar nombres, dibujar determinadas figuras, decir el valor de las monedas) o con test estructurados se puede determinar si la persona padece Alzheimer o no. Generalmente se realizan también pruebas de neuroimagen (resonancias y tomografías cerebrales) para ver si hay atrofia cerebral o bien otras alteraciones.


¿Hay tratamiento para la enfermedad de Alzheimer?

Actualmente no hay tratamiento curativo para el Alzheimer. Se está gastando una cantidad enorme en investigación y cada vez conocemos mejor a la enfermedad. Las investigaciones actuales están buscando marcadores tempranos de la enfermedad, es decir, indicadores de que está comenzando, o puede comenzar pronto, la enfermedad de Alzheimer, ya que si la muerte celular está muy avanzada no hay tratamiento posible. Estos marcadores se están buscando por medio de análisis de sangre y líquido cefalorraquídeo y por pruebas de imagen (pruebas muy específicas de neuroimagen que indiquen los daños tempranos que producen la enfermedad). A pesar de todo, aún no hay un tratamiento efectivo. Hay tratamientos que pueden retrasar la enfermedad unos meses, otros tratamientos pueden mejorar al paciente de forma pasajera (siempre que no esté muy afectado), pero la enfermedad sigue progresando inexorablemente.

¿Qué podemos hacer para evitar o al menos retrasar la aparición de la enfermedad de Alzheimer?

El mejor tratamiento es el preventivo. Vida sana: comida sana (la que conocemos como dieta mediterránea), ejercicio físico aunque sea moderado y ejercicio intelectual: leer, aprender un idioma, hacer crucigramas, vida de relación, desarrollar aficiones y actividades. En resumen, mantenerse activo y evitar el abuso del sofá y la televisión (evitar la vida contemplativa).

Francisco Vives Montero

No hay comentarios:

Publicar un comentario